Existen más de ochenta millones de europeos con discapacidad y, obviamente, muchos de ellos con ganas de viajar o desplazarse a otro país. En muchas ocasiones las ciudades no están preparadas para recibirlas y, gracias a iniciativas europeas como el Premio de Ciudad Accesible, empieza a ser posible.

Una ciudad es accesible cuando todo el mundo puede vivir en ella, desplazarse y utilizar todos los servicios sin dificultad. Es accesible cuando, por ejemplo, todo el mundo puede coger el metro o autobús para ir a trabajar, sacar billetes de una máquina expendedora, desplazarse por las calles y acceder a los edificios públicos y/o obtener información que sea fácil de leer y comprender porque, ni todos tenemos las mismas necesidades, ni todos viajamos de la misma forma.

En qué consiste el Premio de Ciudad Accesible

El premio de Ciudad Accesible es una distinción especial que se da cada año a las ciudades europeas que se esfuerzan por ser accesibles para todo el mundo. Está organizado por la Comisión Europea y el Foro Europeo de Discapacidad y es una de las acciones contempladas en la Estrategia Europea sobre Discapacidad 2010-2020 para crear una Europa sin barreras.

Para poder participar en el Premio de Ciudad Accesible, las ciudades deben tener más de 50.000 habitantes y han de demostrar que han mejorado la accesibilidad de la vida urbana de forma clara y sostenible, y que tienen planes concretos para seguir haciéndolo.

Ciudades como Lyon, Berlín, Chester, Milán o Ávila, ya han recibido este premio en anteriores ediciones. Este año el premio de ‘Ciudad Accesible de 2019’ recae en Breda (Países Bajos) por las siguientes razones: porque lugares públicos como parques y tiendas son accesibles para todos, porque las tecnologías digitales garantizan el uso del transporte público a todo el mundo y porque el turismo prospera gracias al a la inversión y el compromiso por la inclusión.

¿Qué iniciativas se promueven para mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad auditiva?

Las personas sordas también encuentran servicios accesibles en muchas ciudades europeas. Un claro ejemplo de ello es la ciudad de Liubliana, en Eslovenia que, gracias a los medios electrónicos y a avisos públicos visuales que se utilizan en la ciudad, la vida allí es mucho más fácil para las personas con discapacidad auditiva. Incluso así lo ha reconocido públicamente la Asociación Local de sordos de Liubliana.

También en Liubliana, y con el objetivo de hacer más accesible la vida cultural de la ciudad, se ha optado por incorporar la Lengua de Signos en los teatros, exposiciones, mapas táctiles, vídeos adaptados y guías multisensoriales. Un buen destino para irnos de vacaciones este año ¿no crees?

En ciudades como Lyon, se han celebrado quince conferencias y exposiciones con servicios de interpretación de Lengua de Signos entre los años 2016 y 2017. Luxemburgo también se une a la accesibilidad y podríamos mencionar que, además de disponer de señales visuales en todos los autobuses de piso bajo, disponen de un servicio de traducción de todos los debates del Ayuntamiento a Lengua de Signos, consiguiendo así la participación ciudadana sin exclusión. Además, tres veces al año, se imparten en esta ciudad cursos de Lengua de Signos Alemana en distintos niveles y para el público en general.

En otras ciudades, medidas como favorecer la contratación de personal con discapacidad en la comunidad, el compromiso a ofrecer empleo a personas con discapacidad o la sencilla posibilidad de informar de problemas en la ciudad mediante internet, también son medidas que ayudan a una ciudad a ser más accesible.

El futuro de las ciudades y la accesibilidad

La accesibilidad no es siempre cuestión de grandes inversiones. La accesibilidad de calidad es aquella que se centra en comprender las verdaderas necesidades de las personas con discapacidad y sacar el mejor partido posible de los recursos disponibles.

El premio de Ciudad Accesible es una distinción especial que se da cada año a las ciudades europeas que se esfuerzan por ser accesibles para todo el mundo. Clic para tuitear

El Premio de la Ciudad Accesible no es solo un reconocimiento europeo, es también una ocasión para revisar la actual situación y medir así el progreso en materia de accesibilidad de una ciudad. Muchas son las iniciativas que están surgiendo y que poco a poco se están implementando en las ciudades para hacerlas más accesibles.

En Visualfy hemos creado un algoritmo de inteligencia artificial, capaz de detectar sonidos de diferente tipo y convertirlos en alertas visuales y sensoriales, en cualquier dispositivo conectado. Visualfy Public Spaces es nuestra solución para la accesibilidad de espacios públicos, que permite a trabajadores y ciudadanos disfrutar de una experiencia de usuario similar a la de cualquier otro ciudadano

Ojalá más ciudades se animen a llevar a cabo iniciativas accesibles que favorezcan la inclusión y la integración de las personas con discapacidad. Mientras tanto, invitamos a las ciudades galardonadas con el “Premio Ciudad Accesible” a incorporar la inteligencia artificial entre sus propuestas de accesibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This