El pintor valenciano expone en Estados Unidos su particular obra, que traduce el mundo del sonido, y su ausencia, en luz, color y emoción. 

Quizá su nombre, al gran público, todavía no le suene. Pero tenedlo presente, porque la carrera de la persona a la que hoy entrevistamos está al alza, y es uno de los artistas jóvenes españoles con mayor proyección internacional. Pintor y escultor, Vicente Marzal tiene como hilo conductor de su obra el silencio y el sonido. Ya sabéis que, en Visualfy, esas dos palabras siempre están muy ligadas a nuestro vocabulario.

Y queremos que conozcáis por qué, para Vicente Marzal, estas dos palabras son también tan importantes.

Vicente, ¿puedes presentarte a nuestros lectores?

Hola,  me llamo Vicente Marzal, tengo 27 años, nací en Valencia y soy pintor y escultor.

¿Nos puedes dar algún apunte de tu formación como artista?

Me considero una persona luchadora, alegre, innovadora, divertida y trabajadora. Mi pasión es el mundo del arte, el diseño y la fotografía. También conversar, conocer personas y culturas, y hacer mucho deporte. Soy usuario de un implante coclear desde el año 1991.

El dibujo ha estado presente en mi vida desde mis primeros recuerdos; a los 4 años, mis padres ya me apuntaron a una academia de dibujo.

Esa pasión siguió creciendo, y comencé a ser muy autodidacta, a investigar y experimentar mucho por mi cuenta.

Tras acabar el bachillerato de Arte en la Escuela de Artesanos, decidí irme 6 meses a Florencia; aunque no conocía a nadie, ni tenía mucha idea de italiano, sentía la necesidad de conocer otras técnicas para ampliar mi visión.

Cómo supiste, o se fue definiendo, el camino que deseabas seguir en tu carrera como artista?

Yo siempre quise dedicarme al arte, aunque es muy un mundo muy complicado si el objetivo es dedicarse profesionalmente a él. He puesto muchas ganas en prosperar, y tenía claro que debía formarme visitando museos, galerías, y ferias de arte. Cosas del destino me llevaron a darme a conocer en el extranjero, y por supuesto en España.

¿Puedes señalarnos algún hito de tu carrera del que te sientas especialmente orgulloso?

¿Un hito? 2015, mi primera Exposición en València, después de que varias galerías de me dijeran que no. Me di cuenta que podía perfectamente seguir avanzando y buscando otros lugares 

Y luego, por supuesto, mi primera exposición en Manhattan, New York; eso sí fue un gran logro, pues me fui solo a esa extraordinaria ciudad y tuve que buscarme la vida.

Todo sin saber inglés ni conocer a nadie. En este punto, quiero dar las gracias a mi gran amigo Wesley. Él me ayudó mucho en ese momento de mi carrera.

¿Cómo definirías conceptualmente tu obra?

Mi obra yo la defino como única: tengo mi propio estilo y marca, no copio nada y cosa que ideo la plasmo en un cuadro. Colorido, magia y sobre todo luz; que al verla entiendas mi sentimiento.

Sabemos que eres usuario de un implante coclear, ¿puedes hablarnos de ello?

Fui operado a los 8 años, de mi oído derecho. En el izquierdo no tengo nada de audición. Utilicé una emisora FM cuando estaba estudiando, y siempre me ponían en primera fila de la clase para también escuchar y poder hacer una buena lectura labial a los profesores.

Cuadros de Vicente Marza

¿Sientes que para el desarrollo de tu profesión, el ser usuario de implante coclear supone algún handicap en ocasiones?

Siempre pensé que sería así, pero luego, a la hora de la verdad, me di cuenta de que mi sordera influía mucho menos de lo que imaginaba. Con ganas de superación, y con que las personas con las que he de tratar sean conscientes de que llevo un implante coclear porque soy sordo, es suficiente.

Sabemos que has dedicado una obra a tu implante coclear, y que la audición también es el hilo conductor de algunos de tus trabajos… ¿es importante para ti visibilizar la sordera?

Sí, tengo obras dedicadas al implante y al tema del sonido. Para mí es una forma de expresar cómo se siente una persona sin escuchar, y el cambio que experimenta una vez es implantada. La apertura al mundo del sonido.

Intento trasmitir mis sentimientos y cada obra tiene su historia, titulo y explicación detallada para que se entienda mejor.

¿Cuáles son tus sueños o las metas que te gustaría alcanzar en tu carrera?

Mi sueño es seguir pintando, exponiendo en cualquier lugar del mundo donde valoren mi arte, y demostrar que, con ilusión, se pueden superar muchas barreras y hacer aquello que te hace feliz. 

Y hacer lo que a mí me hace feliz es pintar; dentro de mí hay muchas ideas para nuevas obras.

¿Podrías dedicar unas palabras a esos padres de niños sordos que tienen dudas respecto a cuál va a ser el futuro de sus hijos?

Cuando me preguntan, yo siempre aconsejo, siempre que sea posible, que los niños sean usuarios de implante coclear desde bien pequeños. Siento que yo, gracias a mi implante, he podido recorrer el mundo y conocer personas y culturas maravillosas. Sé que hay padres que dudan, es normal tener preguntas o sentir miedos. Desde cualquier asociación les remitirán a otros padres cuyos hijos llevan un implante coclear y les ayudarán a resolver esas dudas.

Que nunca dejen de animar a sus hijos como mis padres hicieron; que intenten comprender que necesitamos apoyo y cariño. Y que no tengan ninguna clase de complejo, ni ellos ni sus hijos.

El futuro de sus hijos, con entusiasmo y esfuerzo, será el mismo que el de cualquier otro niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This