Durante las primeras semanas de un bebé son numerosas las pruebas médicas a las que debe someterse para asegurar su bienestar presente y futuro. Entre las pruebas que más angustian a los padres está la que detecta si el bebé tiene hipoacusia, pero la detección precoz es vital para su adecuado desarrollo. Según la Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia, los niños que no reciban la atención temprana adecuada a sus necesidades auditivas tendrán más dificultades para desarrollar las habilidades lingüísticas más adelante.

Un diagnóstico positivo marcará el desarrollo de nuestro bebé pero gracias a los consejos de los expertos y nuestro apoyo como padres conseguiremos que nuestro hijo o hija consiga todas sus metas.

¡Sigue leyendo para saber más!

La atención temprana, clave para el desarrollo del bebé

Los primeros años de vida son muy influyentes en el desarrollo humano. Antes de cumplir el año los más pequeños empiezan a interactuar con su entorno y las personas que le rodean, es aquí también cuando se inicia el desarrollo de sus habilidades motrices y cognitivas y su capacidad lingüística comienza a florecer. Este proceso es, sin duda, esencial en el ser humano.

Teniendo en cuenta que los niños empiezan a desarrollar el lenguaje en torno a los 9 meses, conocer si un bebé presenta alguna carencia cognitiva nada más nacer es fundamental para poder definir cómo se va a actuar sobre ella. Por ello, cuanto antes sepamos si nuestro bebé tiene hipoacusia total o parcial, antes podremos, con toda la información posible a nuestro alcance, decidir cómo abordar el desarrollo cognitivo de nuestro hijo.

¿Cómo se detecta si nuestro bebé tiene pérdida auditiva?

Las pruebas neonatales

De las pruebas neonatales, una de la que más preocupa a los papás suelen ser las que determinan la capacidad auditiva del bebé. Esta prueba a su vez se divide en dos, conocidas técnicamente como OEA o Otoemisiones Acústicas y los PEAa o Potenciales Evocados Auditivos. Ambas se realizan cuando el bebé está durmiendo.

La primera de ellas, la de Otoemisiones Acústicas, es una prueba totalmente indolora y nada invasiva donde al bebé se le estimula el nervio auditivo para ver si existe respuesta. Si esta respuesta es positiva, sabemos que la salud auditiva del recién nacido es la correcta. Si la prueba fuera negativa, es decir, si no hay una respuesta adecuada del nervio auditivo, al bebé se le realizaría la siguiente prueba.

Los niños que no reciban la atención temprana adecuada a sus necesidades auditivas tendrán más dificultades para desarrollar las habilidades lingüísticas más adelante. Click Para Twittear

La prueba de Potenciales Evocados Auditivos sin ser invasiva, sí requiere de un mayor tiempo de realización y, normalmente, de que el bebé esté dormido. A través de unos auriculares, y recogiendo la información a través de varios electrodos que recogen la actividad cerebral, se estimula al niño con ráfagas de frecuencias para ver si hay respuesta. Esta es una prueba definitiva que nos dará una respuesta a si hay o no pérdida de audición. Englobadas en esta prueba se practican también las pruebas de Potenciales Evocados Auditivos de Tronco Cerebral (PEATC), Potenciales Evocados Auditivos de Tronco Cerebral Automatizados (PEATC-A) y Potenciales Evocados Auditivos de Estado Estable (PEAee).

Ambas (Otoemisiones Acústicas y Potenciales Evocados Auditivos) forman parte del programa de detección temprana de la discapacidad auditiva que el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas pusieron en marcha en 2003. Se realizan en todos los hospitales, a partir de las 24h. de vida, o como muy tarde antes de cumplir el mes.

Las estadísticas demuestran que en ocasiones pueden no ser al 100% determinantes, y que en una pequeña parte de los casos la pérdida auditiva aparece un poco más tarde. Algunas enfermedades infecciosas o el consumo de ciertos medicamentos podrían desencadenar una pérdida de audición a cualquier edad según la OMS. De ahí que sea importante revisar la salud auditiva de nuestro hijo o hija con frecuencia y en el caso de percibir alguna anomalía acudir a la ayuda de profesionales.

Las estadísticas demuestran que en ocasiones las pruebas neonatales pueden no ser al 100% determinantes, y que en una pequeña parte de los casos la pérdida auditiva aparece un poco más tarde. Click Para Twittear

Diagnóstico de pérdida auditiva positivo, ¿y ahora qué?

Cuando recibimos las pruebas y descubrimos que el diagnóstico de nuestro bebé es positivo, es lógico que al principio nos cueste aceptarlo y que nos invadan de repente miles de dudas y preocupaciones. Antes de nada lo más recomendable es recabar toda la información necesaria. El mundo de la pérdida auditiva engloba muchas y diferentes cuestiones que es necesario conocer, y son muchos los profesionales y expertos dispuestos a ayudar a las familias en esta situación.

En España, tenemos la suerte de contar con muchas instituciones, asociaciones, médicos, expertos en audiología, logopedas y más profesionales que pueden aportarnos los conocimientos necesarios para ayudar a nuestro hijo o hija.

Y no solo eso, en nuestra sociedad tenemos miles de ejemplos de personas a las que su sordera o pérdida auditiva no les ha parado y derribando las barreras de accesibilidad han conseguido todas sus metas. Historias como las de Vicky Bendito, Ricardo Fajardo, Vinton Cerf, Pere Cantenys, Pablo Hernández… Personas de éxito que demuestran que las barreras no están en las personas sino en la sociedad en la que viven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This