Encontrar trabajo no es tarea fácil para nadie, pero las personas sordas lo tenemos mucho más difícil. Rara vez los reclutadores ven más allá de la palabra discapacidad en nuestros currículums. Y eso que como cualquier otra persona, nosotros también tenemos estudios, habilidades, aptitudes… ¡y muchas ganas de trabajar! Suponemos que es porque la mayoría de las empresas no saben cómo integrarnos en los espacios de trabajo, piensan en las adaptaciones que serían necesarias y lo ven todo demasiado caro y complicado como para llevarlo a cabo. Pero se equivocan. En este post te contamos por qué. 

Vivimos en la era de las empresas con valores. Muchas organizaciones dicen ser transparentes, inclusivas, plurales… pero en el día a día a muchos nos siguen cerrando puertas por el simple hecho de tener discapacidad, ¡como si eso fuera lo único que nos define! Lo cierto es que vivir en una sociedad que, por mucho que lo hayamos intentado, no ha logrado adaptarse a nuestras necesidades nos ha hecho más fuertes en muchos aspectos. Incluso hemos desarrollado una serie de habilidades muy valoradas hoy en día por las empresas, las famosas “habilidades blandas”.  A continuación te damos 6 razones para contratarnos en tu organización. 

  1. Apostando por una empresa inclusiva, atraerás talento  Muchos estudios han constatado que las personas con talento prefieren trabajar para empresas con un propósito más allá de la obtención de beneficio económico. Buscan organizaciones con valores como la inclusión y causas que les hagan sentir que su trabajo forma parte de algo más grande, que están contribuyendo a mejorar el mundo que les rodea.  
  1. Nuevos puntos de vista en la oficina. No hay nada más competitivo que un equipo con diferentes formas de ver el mundo. Las personas sordas podemos aportar otras perspectivas y ayudarte a que tus productos y servicios sean más usables y se adapten a todo tipo de personas. Tus clientes son diversos y lo más inteligente es que tus equipos lo sean también. 
  1. Si te comprometes con nosotros, nos comprometemos contigo. Las personas con discapacidad permanecemos en una misma empresa más tiempo que los demás. Cuando nos llega la oportunidad que estábamos buscando, tenemos una actitud más positiva, comprometida y lo damos para demostrar lo que valemos.
"No hay nada más competitivo que un equipo con diferentes formas de ver el mundo." Clic para tuitear
  1. Dominamos skills de moda como la empatía. No disfrutar de un mundo adaptado a nuestras necesidades nos ha hecho, inevitablemente, más empáticos. Nos es más fácil identificar las necesidades de los clientes y las barreras que puedan encontrarse, y también entender las emociones del equipo. No olvidemos tampoco que vivimos en un mundo diverso y que, aunque nos empeñemos en segmentar a la población creando patrones, siempre nos dejaremos a alguien fuera. Contar con equipos diversos que reflejen la pluralidad de nuestro público es clave para adaptarnos a él y cumplir de la mejor forma posible sus expectativas. 
  1. Si tienes un problema te ayudaremos a encontrar la solución. Estamos acostumbrados a convivir con barreras y superarlas. Cuando vamos al banco, en el supermercado, en cualquier tienda… los dependientes no saben cómo comunicarse con nosotros, aunque sea más fácil de lo que parece, aquí te damos algunos consejos. Normalmente nosotros mismos tenemos que ingeniárnoslas para facilitar la comunicación en infinidad de situaciones. Siempre, cueste lo que cueste encontramos una solución.
"Contar con equipos diversos que reflejen la pluralidad de nuestro público es clave para adaptarnos a él y cumplir de la mejor forma posible sus expectativas." Clic para tuitear
  1. Aprenderás una nueva lengua y cultura. Si la persona que contratas es usuaria de lengua de signos, con ella descubrirás una cultura maravillosa, repleta de curiosidades y de historia que te cautivará por completo. Quizá incluso aprendas Lengua de Signos y  te bauticemos con un signo, una forma muy especial que tenemos de llamarnos entre nosotros y que aquí te contamos qué es.

Como ves, las personas sordas también tenemos mucho que aportar a las organizaciones. Deja de pensar en las adaptaciones que serían necesarias porque te sorprendería lo fácil que es integrarnos en el equipo. Solo necesitamos una oportunidad para demostrarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This