Actualmente las personas con discapacidad se encuentran protegidas por normativas internacionales, europeas, nacionales y autonómicas. Estas leyes están encaminadas a reconocer y mejorar los derechos de las personas con discapacidad, para garantizar la eliminación de desigualdades y favorecer su inclusión. Se trata de un aspecto fundamental para nuestra sociedad ya que, según las últimas encuestas, cerca del 9% de la población española (unos cuatro millones de personas) tienen reconocido algún grado de discapacidad. A pesar de ello, todavía estamos lejos de la media europea, que ronda el 15% de la población.

La importancia del 33

Las coberturas especiales para las personas con discapacidad empiezan con un grado igual o superior al 33%. Para obtener la tarjeta acreditativa de discapacidad, en primer lugar, hay que iniciar los trámites para que sea reconocida. Estas gestiones se realizan en el centro base (órgano gestor) de cada Comunidad Autónoma establecido para tal efecto.

Cerca del 9% de la población española (unos cuatro millones de personas) tienen reconocido algún grado de discapacidad. Clic para tuitear

Con el reconocimiento del 33%, o superior, el usuario obtiene derechos y oportunidades que le ayudan a equiparar oportunidades.

Los beneficios principales son:

  • Deducción autonómica en el IRPF: depende de cada Comunidad Autónoma.
  • En educación: ayudas económicas para material escolar, transporte y comedor. Además se puede optar a la obtención de becas de educación especial y la reserva de una cantidad de plazas de acceso a la universidad.
  • Medicamentos: descuentos en la compra de medicamentos (o incluso gratuidad).
  • Ayudas para adaptar viviendas y vehículos: son ayudas económicas para adaptar la vivienda o el vehículo para el desarrollo personal y la eliminación de obstáculos y dificultades de todo tipo.
  • Compra de vivienda: facilidades para la compra de vivienda protegida subvencionando los intereses y ayudas para la entrada.
  • Renta activa de inserción (RAI): las personas paradas de larga duración, o personas con discapacidad, pueden solicitar esta ayuda económica que, actualmente, ronda los 430€ mensuales.
  • Empleo: las empresas con 50 o más empleados, deben contar en su plantilla con un 2% de personas con discapacidad.
  • Transporte: dependiendo de cada Comunidad Autónoma se pueden obtener abonos para el transporte público.
  • Equipo médico: prótesis, sillas de ruedas o implantes cocleares pueden ser subvencionados hasta el 100% de su valor.

Subvenciones y ayudas técnicas para la adaptación del hogar

Las personas con discapacidad reconocida del 33% o superior, pueden solicitar ayudas económicas para adaptar el hogar y hacerlo más accesible, por ejemplo, sillas salva-escaleras o elevadores.

Las personas sordas, con hipoacusia o pérdida auditiva pueden optar a esta ayuda económica para la compra de Visualfy Home. Un dispositivo con inteligencia artificial que escucha los sonidos más importantes de la casa y los convierte en señales luminosas y notificaciones a dispositivos inteligentes, sin instalaciones y de forma sencilla.

Puedes encontrar más información sobre la subvención de ayudas técnicas en la web de tu Comunidad Autónoma, en el apartado Servicios Sociales.

Podemos mejorar

La principal reclamación que se hace desde los colectivos de personas con discapacidad es que, tener una discapacidad, no puede suponer un coste respecto a no tenerla. De lo contrario es un generador de desigualdad que debe ser corregido. Sin embargo las coberturas para este colectivo todavía no son integrales y, en muchas ocasiones, deben sufragar con sus propios medios dispositivos, ayudas técnicas y adaptaciones esenciales para una mejor calidad de vida. Un problema acentuado por el hecho de que, las personas con discapacidad, están más afectadas por la precariedad laboral.

Las personas con discapacidad reconocida del 33% o superior, pueden solicitar ayudas económicas para adaptar el hogar y hacerlo más accesible. Clic para tuitear

Tenemos uno de los mejores sistemas de salud universal del mundo pero, en algunos aspectos, debemos mejorar para poder eliminar las barreras que generan desigualdad. Para conseguir una sociedad más justa, integradora y diversa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This