Entrevistamos a Marta Fernández, una de las responsables del programa de accesibilidad del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN).

El MNCN, además de ser uno de los centros de investigación científica más importantes de España, es un referente de accesibilidad. Su proyecto Ver con las manos, escuchar con la mirada, sentir con los recuerdos y aprender sin limitaciones. El MNCN, un museo accesible’ aproxima las ciencias naturales a personas con discapacidad auditiva, visual, intelectual y a personas con enfermedades neurodegenerativas.

Con imaginación, pero sobretodo experiencia, Marta Fernández y el resto del equipo de la Vicedirección de Comunicación y Cultura Científica del museo han desarrollado una nueva forma de aprender disfrutando en talleres, visitas guiadas y actividades adaptadas. Lee la entrevista y descubre otra forma de sumergirse en el apasionante mundo de las ciencias naturales.

Hola Marta, para empezar nos gustaría que te presentaras a nuestros lectores, ¿nos podrías contar en qué consiste tu trabajo en el Museo y qué pueden encontrar los visitantes en él?

Hola, soy Marta Fernández y trabajo en la Vicedirección de Comunicación y Cultura Científica del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC). El MNCN es uno de los centros de investigación en ciencias naturales más importante a nivel nacional y alberga una valiosísima colección con más de 6 millones de ejemplares. Además, el museo está muy comprometido con la educación, comunicación y divulgación de la ciencia a través de sus exposiciones, notas de prensa, redes sociales y actividades.

En el museo trabajo mano a mano con mis compañeros de la Vicedirección de Comunicación y Cultura Científica en la mejora de la accesibilidad de las instalaciones del museo y de sus actividades. En mi día a día me dedico a gestionar la incorporación de elementos accesibles en el museo como estaciones táctiles o cartelería adaptada, siempre con el asesoramiento de entidades especializadas como la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) o Plena Inclusión. Sin embargo, una de las cosas que más disfruto de mi trabajo es la búsqueda de formas de adaptar nuestras actividades, proceso en el que todo el equipo pone su ingenio, creatividad y experiencia. Además, tengo la suerte de trabajar como educadora realizando las actividades con los grupos que vienen a visitarnos. Es muy divertido y emocionante acercar las ciencias naturales a personas que antes no habían tenido oportunidad de acceder a este mundo y, en cada visita, yo también aprendo algo nuevo.

El Museo de Ciencias Naturales de Madrid es muy conocido por su accesibilidad, ¿qué servicios o adaptaciones ofrecéis para hacer las colecciones más accesibles?

Nuestro objetivo es acercar las colecciones, la investigación y la ciencia en general a todo el público. En los años 2018 y 2019, gracias al proyecto concedido por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) Ver con las manos, escuchar con la mirada, sentir con los recuerdos y aprender sin limitaciones. El MNCN, un museo accesible, hemos podido continuar con las acciones iniciadas por la vicedirectora de Comunicación y Cultura Científica, Pilar López García-Gallo, para hacer el museo accesible.

Por un lado, hemos incorporado un sistema de bucles magnéticos en los puestos de Información y Taquilla y en un aula educativa del museo. Además, hemos creado una estación táctil con modelos 3D a escala de los cráneos de cinco especies de dinosaurios, incorporando cartelas en tinta y braille y una audiodescripción de cada pieza. También contamos con cartelería en Lectura Fácil en la exposición Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y ocho signoguías (vídeos signados, locutados y subtitulados) que estarán disponibles próximamente en la exposición Minerales, fósiles y evolución humana.

En MNCN Accesible las personas sordas y con pérdida auditiva, las personas con discapacidad visual, intelectual, personas mayores con Alzheimer o enfermedades neurodegenerativas disfrutan participando en talleres y aprendiendo. ¿Nos podrías contar un poco más sobre las actividades que ofrecéis?

El proyecto FECYT Ver con las manos, escuchar con la mirada, sentir con los recuerdos y aprender sin limitaciones. El MNCN, un museo accesible, tiene un título largo pero bonito y muy significativo. En esta iniciativa se han desarrollado acciones para adaptar el museo a personas con discapacidad auditiva, visual, intelectual y a personas con enfermedades neurodegenerativas. Como he mencionado anteriormente, con estas acciones se han incorporado una serie de mejoras en las instalaciones del museo pero también, en todas ellas, se han adaptado algunas de nuestras actividades educativas, que han podido disfrutar de forma gratuita grupos de colegios, centros y asociaciones.

En nuestra actividad ¡Cuántos animales!, los asistentes han podido ver y tocar algunas de las piezas de nuestras colecciones, aprendiendo cómo se conservan los animales del museo y cómo clasificarlos. Para ello se han utilizado materiales educativos adaptados a personas con discapacidad intelectual. En otras actividades los participantes se han acercado al mundo de la paleontología, los fósiles y los dinosaurios en actividades que ofrecían una educadora en Lengua de Signos Española (LSE) y materiales táctiles adaptados a personas con discapacidad visual. También tratamos de evocar recuerdos a través de una visita adaptada a personas con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o demencias.

¿Cómo ha sido la acogida de la iniciativa MNCN Accesible?

El proyecto ha tenido una gran acogida tanto por parte de los grupos que han realizado las actividades como por parte de instituciones especializadas y medios de comunicación.

En las actividades han participado más de 1500 personas de colegios de integración, de centros de día y asociaciones. Muchos de estos centros han repetido y todos nos han agradecido la iniciativa, pidiendo su continuación el próximo curso. Además, el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha dado difusión al proyecto a través de sus redes sociales en varias ocasiones y hemos aparecido en distintos medios de comunicación como el programa “En Lengua de Signos” de RTVE.

En Ver con las manos, escuchar con la mirada, sentir con los recuerdos y aprender sin limitaciones. se han desarrollado acciones para adaptar el museo a personas con discapacidad auditiva, visual, intelectual y a personas con enfermedades… Click Para Twittear

Muchas de las actividades del proyecto finalizaron con el inicio del verano en junio, ¿tenéis previsto continuar con el programa en septiembre? Si es así, ¿Qué tenéis pensado para la nueva temporada?

Sí, nuestra intención es continuar con las actividades a partir de septiembre. Mantendremos las actividades que hemos desarrollado este año mejorándolas atendiendo a las sugerencias y recomendaciones de las personas que ya las han realizado. Además, estamos desarrollando una nueva actividad en la que queremos incorporar más elementos sensoriales que puedan servir para todos los públicos. También barajaremos la posibilidad de ofrecer actividades para familias en fines de semana, pero aún no podemos contar más. Anunciaremos las nuevas actividades y mejoras en la accesibilidad del museo en nuestra página web y nuestras redes sociales así que… ¡estad atentos!

Para verano, muchos museos y centros culturales organizan actividades para que los niños se diviertan aprendiendo en su tiempo libre, ¿ofrecéis servicios para hacerlos también accesibles a los pequeños con discapacidad?

En el Museo de Ciencias Naturales también tenemos un campamento de verano durante los meses de julio y agosto para niños de 5 a 12 años. Aunque algunas actividades podrían ser accesibles para niños con discapacidad, el campamento no está totalmente adaptado, por lo que es una tarea pendiente del museo en la que trabajaremos para futuras ediciones.

Para finalizar, ¿qué crees que es imprescindible en un museo para que sea accesible? ¿Qué recomendarías a otros museos que quieren mejorar en accesibilidad?

Creo que, en primer lugar, es imprescindible que el equipo del museo esté concienciado de la importancia de hacer accesible la cultura y el patrimonio a todas las personas. Teniendo esto en mente, cada vez que se vaya a diseñar una actividad o una exposición se debería pensar en la mejor manera de que todos los visitantes puedan disfrutarla, siempre pensando desde el Diseño Universal. Además, es muy importante contar con el asesoramiento y la opinión de entidades especializadas en los distintos tipos de discapacidad y de las propias personas a las que van dirigidas las adaptaciones.

Yo recomendaría a otros museos que, aunque no tengan suficiente financiación, traten de utilizar los recursos de los que disponen para hacer pequeñas acciones que hagan su museo más accesible y que siempre acudan a personas expertas porque, no solo se van a implicar en sus proyectos, sino que además van a agradecer mucho cualquier mejora que propongan. Con tan solo un pequeño cambio, se pueden hacer grandes cosas.

Yo recomendaría a otros museos que, aunque no tengan suficiente financiación, traten de utilizar los recursos de los que disponen para hacer pequeñas acciones que hagan su museo más accesible. Click Para Twittear

Gracias Marta por contarnos más acerca del emocionante proyecto de accesibilidad que tenéis en el MNCN. Desde Visualfy queremos daros la enhorabuena por la originalidad de las actividades que ofrecéis y por contribuir a facilitar la accesibilidad cultural. Ojalá más museos os tomen de ejemplo para acercar la cultura y la ciencia a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This