Emoción, velocidad, estrategia, golpes, bloqueos, adrenalina pura… Hay muchas palabras que definen a la perfección como es practicar el deporte de moda sobre ruedas, al que cada vez se apuntan más mujeres, también sordas y con pérdida auditiva. Sigue leyendo para descubrir por qué el Roller Derby te cautivará.

Aunque nació en Estados Unidos hace casi un siglo (1935), el Roller Derby está ahora mismo viviendo su época dorada. Cada vez son más las patinadoras que se animan a practicar este deporte. Desde que volviera del olvido en 2004 gracias a la creación de la Women’s Flat Track Derby Association (la asociación de ligas de Roller Derby femenino, que reúne a equipos de todo el mundo) la fiebre por el Roller Derby se ha desatado y ya traspasa fronteras, contando con clubes de jugadoras en casi todas las ciudades.

El Roller Derby es como dice el titular ‘un deporte a prueba de barreras’, y es que desde que se creó, este deporte de contacto femenino ha roto con todos los estereotipos y prejuicios con los que se ha ido encontrando. Entre ellas las barreras que impiden la accesibilidad de las personas sordas y con pérdida auditiva a muchos deportes. En 2014 varias jugadoras de Roller Derby decidieron fundar el grupo de Facebook Deaf and HoH Roller Derby Skaters Worldwide (Skaters de Roller Derby sordas y con pérdida auditiva de todo el mundo). El objetivo: servir de apoyo a otras jugadoras, concienciar a clubes, ligas y organizadores de torneos sobre la accesibilidad y visibilizar sobre la diversidad que implican la sordera y la pérdida auditiva. En este post te contamos más sobre él.

Jammers y bloqueadoras de todo el mundo unidas por la accesibilidad

El motivo por el que se fundó Deaf and HoH Roller Derby Skaters Worldwide se remonta al año 2014 cuando la jugadora de Roller Derby, Marcia Taylor, también conocida como “Meat Train” en el mundillo, sufrió una fuerte discriminación por parte del entrenador del equipo en el que jugaba, el New Zealand Roller Derby Team. Marcia, que tiene pérdida auditiva y dislexia llevaba meses jugando en el equipo, sin embargo, no fue seleccionada para un tour que iban a realizar por Estados Unidos. Marcia alegó que durante todo ese tiempo su entrenador no trató en ningún momento de hacer que se sintiera cómoda en el equipo. No atendía a sus necesidades y tampoco hacía por facilitar la accesibilidad de los partidos en los que jugaba.

Tras el suceso, algunas jugadoras entre las que se encontraba Marcia se dieron cuenta de que hacía falta un organismo que velara por sus derechos y necesidades, de modo que crearon un grupo de Facebook en el que a día de hoy ya cuentan con 3596 seguidores. En él jammers y bloqueadoras (así es como se llaman las jugadoras de Roller Derby) de todo el mundo comparten sus experiencias y recomendaciones para disfrutar de su pasión sin barreras.

¿Y en qué consiste el Roller Derby?, te preguntarás. Como te hemos contado se practica en patines y tiene un funcionamiento muy diferente a la mayoría de deportes compuestos por dos equipos. Se juega sobre una pista con forma ovalada y se circula por ella en sentido contrario a las agujas del reloj. Los equipos están compuestos por cinco jugadoras cada uno: 4 bloqueadoras (blockers en inglés) y 1 jammer. El juego consiste en impedir que la jammer se desmarque de las bloqueadoras. Por cada una de la que se libere su equipo ganará puntos. En este vídeo lo verás más claro (¡recuerda activar los subtítulos!, aquí te enseñamos cómo):

Consejos y normas para adaptar el Roller Derby a las jugadoras sordas y con pérdida auditiva al alcance de todos

El grupo Deaf and HoH Roller Derby Skaters Worldwide, además de contar con la presencia y los testimonios de jugadoras de todo el mundo, también recoge recomendaciones para compañeras, equipos, clubes y organizadores de torneos. Acceder a ellas es muy fácil ya que las comparten constantemente en el grupo y están abiertas para que las pueda consultar todo el mundo. La única pega es que únicamente están disponibles en inglés.

¡Ojalá pronto se traduzcan al castellano y se adapten en LSE!

A las jugadoras les recomiendan colocar pegatinas o parches en cascos y en los equipos y por supuesto llevar sus ayudas técnicas (aquí tienes más consejos sobre las prótesis auditivas en el deporte). A los entrenadores y clubes informarse bien sobre la implicaciones de la sordera y la pérdida auditiva, adaptar todas las normas en Lengua de Signos y enseñar algunos signos a otras jugadoras para facilitar la comunicación. A los organizadores de los torneos facilitar en la medida de lo posible la accesibilidad de las jugadoras en los partidos contratando intérpretes o instalando bucles magnéticos si fuera necesario, también formar a los árbitros para que puedan adaptarse a las necesidades comunicativas de todas las jugadoras.

El grupo de apoyo Deaf and Hoh Roller Derby Skaters sirve de apoyo a las jugadoras y recoge recomendaciones para compañeras, equipos, clubes y organizadores de torneos. #RollerDerbyAccesible Clic para tuitear

Estas son solo algunas de las normas básicas, pero hay muchas más. Si tras leer el artículo te apetece probar qué tal se te da el Roller Derby te recomendamos pasarte por su grupo de Facebook y su canal de Youtube. Allí conocerás historias inspiradoras de otras jugadoras como tú y seguro que encuentras ideas que os pueden servir a ti y a tu futuro equipo (si logras entrar en uno, que seguro que sí). Juntos contribuiréis a acercar el Roller Derby a más mujeres y concienciar sobre la accesibilidad en el deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This