Te contamos cómo combatirla y prevenirla

¿Otitis en invierno? Sí, y es más frecuente de lo que imaginas. De hecho, cuando llega la época más fría del año las visitas al médico por dolor de oídos se multiplican. Las bajas temperaturas traen consigo resfriados, gripes, catarros… el cóctel perfecto para su aparición.

Seguro que alguna vez te ha pasado, has caído un año más bajo las garras de la gripe y estás sufriendo los estragos propios de quienes la padecen. Fiebre, dolor de garganta, malestar general, debilidad y… dolor de oídos. La otitis media aguda suele incidir más en invierno principalmente por este motivo. ¿Las causas? La acumulación de moco tras el tímpano. Sigue leyendo para averiguar cómo se forma, quién tiene mayor riesgo de tenerla y descubrir nuestros consejos para prevenirla y hacerle frente.

Niños y mayores en mayor riesgo de sufrir la otitis media

Como decimos la otitis media aguda se produce por la acumulación de secreción nasal o mocos en el oído, justo detrás del tímpano, que aparecen como consecuencia de la presencia de una bacteria o infección vírica en el organismo. Consecuentemente el oído medio se inflama y se tapona provocando un dolor agudo a quien la sufre.

Los niños (entre 3 meses y 3 años) y las personas mayores son el grupo que más riesgo tiene de contraer la otitis media, pero puede afectar a cualquiera. Es en esas edades cuando las defensas son más sensibles, debido a esto no sorprende que con frecuencia caigan enfermos con resfriados, infecciones o gripe.

Prevenir y detectar la otitis media aguda a tiempo y poner solución cuanto antes es imprescindible para que no vaya a más. Pese a poder llegar a afectar a ambos oídos al mismo tiempo, por lo general no presenta complicaciones graves. Sin embargo, se han dado casos en los que la infección se ha extendido a otras zonas como el hueso mastoideo, provocando mastoiditis; el oído interno e incluso el cerebro, o dando lugar a patologías más problemáticas como la meningitis.

Cómo evitar y frenar el avance de la otitis media aguda

Consejos para prevenir la otitis media aguda

Como ya leíste en nuestro post ‘Cómo cuidar los oídos en invierno’, en esta época se recomiendan seguir una serie de pautas que te ayudarán a prevenir resfriados e infecciones como la otitis media. A continuación resumimos las que más te ayudarán a evitarla:

  • Mantén los oídos protegidos del frío. Las bajas temperaturas y el viendo gélido debilitan enormemente los oídos. ¡No te olvides de coger un sombrero o gorro cuando salgas de casa!
  • Evita que se mojen, sobre todo en exteriores. Agua y frío son ingredientes clave de un buen resfriado. No te olvides de llevar paragüas y gorro si hay probabilidad de lluvia y por supuesto, no salgas a la calle con el pelo mojado.
  • Refuerza las defensas. La mejor forma de combatir un catarro es tener las defensas a tope. No te olvides de incluir alimentos ricos en vitaminas incluyendo frutas y verduras de temporada en tu dieta.
  • Lleva la mejor higiene posible. A veces pensamos que nos limpiamos bien los oídos cuando en realidad no es así. Limpiar los oídos adecuadamente día a día es imprescindible para prevenir la otitis media y otras patologías.
  • Si has sufrido infecciones recientemente, acude a revisión. Esto es obvio. En ocasiones algunas infecciones que no se han terminado de curar bien resurgen. Visitar a tu médico de vez en cuando y sobre todo en invierno es crucial.
Limpiar los oídos adecuadamente día a día es imprescindible para prevenir la otitis media y otras patologías. #Otitismedia Clic para tuitear

Qué hacer si notas taponamiento y dolor en el oído

Ante el menor de los síntomas de gripe o resfriado, acude al médico. Sabiendo que el invierno y el frío son el caldo de cultivo perfecto para la gripe deberíamos estar atentos para, ante cualquier síntoma sospechoso, acudir al médico en busca de solución. Además de los síntomas principales recuerda comentarle también que sientes dolor en los oídos. Así el tratamiento que te dé irá enfocado, además de a bajar la fiebre y el resto de síntomas, a rebajar la congestión acumulada en el oído, impidiendo que siga avanzando.

Si tras visitar el médico y seguir sus recomendaciones tus oídos siguen sin curarse, visitar a un experto en la materia como lo es el otorrino será el siguiente paso a seguir. Tras la revisión te dará el tratamiento que mejor se adapte a tus características para eliminar la infección cuanto antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This