Cada vez es más común encontrar alumnos sordos en las universidades, lugares que en los últimos tiempos han mejorado considerablemente sus condiciones de accesibilidad. Pero, ¿qué cosas ha de tener en cuenta un alumno sordo para vivir su etapa universitaria?

La vida universitaria no es una etapa educativa más, sino que significa el paso de un entorno más pequeño y controlado, como es el instituto, a acudir a grandes campus universitarios donde el estudiante es el que se confecciona horarios y elige las asignaturas a cursar.

Hagamos un repaso a algunos aspectos prácticos que una persona sorda debe tener en cuenta durante su paso por la universidad. Os recomendamos también la lectura de las conclusiones del I Seminario sobre alumnado sordo y Universidad.

Apoyo burocrático

Lo primero es saber que las universidades públicas españolas tienen reserva de plazas en sus carreras para personas con certificado de discapacidad. Por ello, aunque no se alcance la nota de corte, un alumno sordo seguiría teniendo posibilidades de acceder a los estudios deseados, ya que podría optar a esas plazas reservadas. Evidentemente, esas plazas son limitadas, y también se establece una lista con las notas medias de los estudiantes que desean acceder a ellas porque no han alcanzado la nota de corte.

cinco estudiantes trabajando en grupo alrededor de una mesa

Además, el certificado de discapacidad también conlleva una exención de tasas, lo que es una muy buena noticia para la economía familiar.

Las universidades públicas españolas tienen reserva de plazas en sus carreras para personas con certificado de discapacidad. Click Para Twittear

Las universidades cuentan con un Departamento de Apoyo al estudiante con discapacidad donde, cuando expongamos nuestro caso, pondrán a nuestra disposición el protocolo que sigan para estudiantes sordos.

En las clases

Si nuestro caso es que somos usuarios de Lengua de Signos, podemos pedir un intérprete LSE para seguir las clases, e incluso la colaboración de voluntarios para la toma de apuntes, si es que es necesario para alguna asignatura.

En el caso de que seamos usuarios de ayudas técnicas, también podremos solicitar sistemas de amplificación de sonido, bucles magnéticos e incluso emisora FM.

Y en todos los casos, por supuesto, contar con sitio preferente en primera fila para poder seguir las clases lo más cerca posible.

Es importante que pongamos en conocimiento de la universidad nuestra situación y necesidades, para que puedan solventar los problemas que podamos tener para atender en las clases.

Lo recomendable, para los estudiantes con audífonos o implantes cocleares que posean su propia emisora FM, es que la entreguen a cada profesor antes de que comience la clase, para poder seguir con nitidez todas sus explicaciones. Si un profesor no está acostumbrado a su uso, habrá que indicarle que, en los momentos en que esté dando una explicación individual, la apague o silencie para que su conversación no afecte a la persona sorda.

Momentos de estudio

Si para algo no tiene problemas un estudiante sordo es para poder concentrarse. Las bibliotecas son lugares silenciosos donde todo el mundo acude a estudiar. Pero las sesiones de estudio no sólo se producen en la biblioteca.

Es normal que existan largas sesiones de estudio en las que, si además incluyen las noches, suele coincidir con las horas de mantenimiento de audífonos e implantes. En esos momentos de trabajo, las personas sordas, aunque lleven ayudas técnicas, no están conectados al sonido.

foto vista perspectiva biblioteca llena de estudiantes

Pensemos, además, que esto puede ocurrir no sólo en casa, sino en un piso compartido o residencia de estudiantes, si se da el caso. Es por ello que, desde Visualfy, ponemos a disposición de los estudiantes universitarios el dispositivo Visualfy Home, que convierte los sonidos en señales luminosas. Visualfy es la compañía tecnológica española líder en la creación de productos y servicios para personas sordas.

Esas largas sesiones de estudio hacen que el estudiante sordo, aunque viva en la casa familiar, pase muchas horas a solas en casa, sobre todo en fines de semana, donde el resto de la familia sale a sus actividades de ocio.

De ese modo, cualquier persona sorda seguirá conectada a los sonidos que se produzcan en su lugar de estudio.: el timbre de la puerta, el teléfono, la alarma de incendios, etc.

Visualfy Home proporciona tranquilidad y seguridad a los estudiantes universitarios sordos, y también a sus padres cuando no están con ellos. Click Para Twittear

Visualfy Home proporciona tranquilidad y seguridad a los estudiantes universitarios sordos, y también a sus padres cuando no están con ellos. Sabrán que su hijo no se pierde ni uno solo de los eventos sonoros que ocurran en el hogar aunque el estudiante esté a solas.

Conoce Visualfy Home y déjate sorprender por todo lo que podemos hacer por los estudiantes universitarios sordos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This