España es uno de los países de la Unión Europea más valorados por los turistas, por su buen clima y variedad de destinos, también para el público discapacitado internacional. Sin embargo, en materia de accesibilidad para personas sordas, el sector fracasa estrepitosamente a la hora de ofrecer una buena experiencia. ¿El problema? La sordera es una discapacidad invisible para gran parte de la sociedad, por desconocimiento de las barreras que ocasiona. Además de en hoteles, es muy importante para las personas sordas tener un hogar adaptado y accesible.

Un 5’3% de la población mundial (360 millones de personas) padece algún grado de pérdida de audición, según la Organización Mundial de la Salud. En España, el número de personas ascendía a 1.064.000 en 2008, año en el que el INE hizo su último estudio. En cuanto a previsiones de futuro a nivel mundial, las cifras van en camino de aumentar notablemente, estando en riesgo de pérdida auditiva 1.100 millones de jóvenes entre 12 y 35 años. Si a estas cifras le añadimos la población senior, el nicho de mercado no deja de crecer.

A pesar de que fuentes del propio sector destacan el potencial de atender adecuadamente este segmento, los avances son lentos.

La comunidad sorda internacional, a través de su movimiento asociativo,  lleva años reclamando un turismo que tenga en cuenta sus necesidades, que en muchos casos tienen una solución sencilla. En el mercado hay pocos sistemas como Visualfy Places, que ayudan a mejorar la accesibilidad de los hoteles y garantizan una mínima seguridad.

Sin embargo, en materia de accesibilidad para personas sordas, el sector hotelero fracasa estrepitosamente Click Para Twittear

La persona sorda es autónoma a la hora de viajar, muy fiel como cliente y, no lo olvidemos, viaja acompañada de su familia o grupo de amigos, lo que incrementa el dinero que destina a las vacaciones.

¿Cómo es la experiencia de una persona sorda a la hora de elegir y reservar un hotel?

Las personas sordas encuentran dificultades desde el momento de la elección y reserva, por falta de accesibilidad de las instalaciones y la comunicación. Una vez en el destino, reciben una parte mínima de la información disponible para un oyente, dificultando el disfrute de la experiencia. Cuando no viajan acompañados de una persona oyente, se resignan a tener que esforzarse más para obtener la información que necesitan.

Además, la falta de adaptación de los hoteles puede poner en riesgo su seguridad, de ahí que una de las pocas exigencias de la normativa sea la instalación de un botón de alarma, que nunca es bidireccional, condenando a la persona a no saber si la ayuda está en camino cuando alerta de una emergencia  o a no usar el ascensor por miedo a quedarse encerrado y no saber qué pasa.

En un país como España, receptor de viajeros internacionales, también sordos, sorprende la falta de atención del sector hotelero a este segmento de mercado, que ya despunta en USA. El número de hoteles accesibles a personas con pérdida de audición es en nuestro país sorprendentemente reducido. La mayoría de los hoteles se limita a cumplir  con la normativa, que en poco tiene en cuenta las necesidades reales del colectivo.

Estas son algunas de las ventajas y beneficios de apostar por la accesibilidad auditiva:

1- Conquista un target nuevo

Las personas sordas también viajan (y mucho) y, como cualquier turista, cuando eligen destino buscan actividades o excursiones que complementen su estancia. Sin embargo, una gran parte de las propuestas que actualmente se ofertan en el mercado carecen de una versión accesible, lo que supone un freno a la hora de reservar  y disfrutar de un viaje o un hotel.

Si hoteles, restaurantes y destinos invirtieran en adaptar la  experiencias que ofrecen al resto de clientes, el número de interesados aumentaría y, en consecuencia, el volumen de negocio asociado también.

2- Marketing de recomendación

En la comunidad sorda la recomendación como motivador de compra es incluso más importante que entre el público oyente. Si una persona sorda visita un hotel y queda satisfecha, sin duda recomendará a las personas de su círculo cercano la experiencia accesible, haciendo que crezca el interés en torno a tu oferta.

3- Valor añadido y diferenciación

La cantidad de hoteles accesibles a personas con pérdida auditiva es todavía muy limitada, con lo que tu oferta destacará entre las demás de manera clara, en un momento en que el turismo de sol y playa se agota y precisa de mayor aportación de valor. Este es un posible camino a considerar.

4- Responsabilidad Social Corporativa

La apuesta por la accesibilidad beneficiará tu imagen de marca, también ante los clientes en general, cada vez más dispuestos a elegir empresas comprometidas con la mejora social entre las diferentes opciones a su alcance.

5- Fidelización de clientes

Las personas sordas son muy fieles a la hora de elegir productos y servicios, y valoran muy positivamente aquellas empresas sensibles a sus necesidades. Tendrás un cliente mucho tiempo, que atraerá muchos más.

6- Sé pionero de una tendencia ya establecida en otros países.

El compromiso de los hoteles con la accesibilidad es ya un hecho en otros países, donde el volumen de negocio vinculado a públicos con necesidades especiales es incontestable.

Hacer tu hotel accesible para personas sordas puede beneficiar no sólo a tu imagen sino a tu cuenta de resultados. Contrariamente a lo que se pueda pensar, no son necesarias grandes instalaciones para conseguir adaptar hoteles a personas con pérdida auditiva. En nuestra Guía para una mejor atención a las personas sordas encontrarás unas sencillas pautas para que tus empleados puedan facilitarles la atención adecuada. ¡Es un fantástico primer paso para un mundo mejor!

 

Descarga tu guía para una mejor atención a las personas sordas Click Para Twittear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Video Lightbox Plugin

Pin It on Pinterest

Share This