Hoy en día la falta de subtítulos en los contenidos audiovisuales es algo que nos afecta a todos. En los últimos años las nuevas tecnologías han dado pie a nuevas formas de consumo audiovisual, permitiéndonos ver series desde el móvil en el metro de camino al trabajo, esperando al autobús y los más atrevidos hasta en reuniones de trabajo. La portabilidad de los dispositivos móviles nos permite consumir vídeo cuando queramos estemos donde estemos, sin importar las condiciones de ruido, ¿qué haríamos sin los subtítulos? Algunos ya han empezado a incluirlos en sus contenidos y seguro que los agradeces sobre todo en espacios ruidosos o en situaciones donde no es conveniente encender el sonido.

No podemos olvidarnos tampoco que para un 5% de la población Española con hipoacusia los subtítulos son imprescindibles. Concienciar a medios, empresas, productores audiovisuales y demás creadores de contenido audiovisual es más que necesario (aquí te enseñamos cómo añadirlos a los contenidos de YouTube).

Invitamos al Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA) a reflexionar para el blog de Visualfy sobre la subtitulación como facilitadora de accesibilidad a los contenidos audiovisuales y a compartir recomendaciones e indicaciones para subtitular adecuadamente.

El compromiso del CESyA y el establecimiento de buenas prácticas

Durante los últimos años se ha extendido en España la tendencia a reproducir contenidos audiovisuales en versión original con el apoyo de subtítulos. Si bien es cierto que muchas personas recurren a ello para acercarse a la pureza del contenido, para practicar idiomas o para visualizar vídeos en espacios públicos y ruidosos, los subtítulos también cumplen con una finalidad fundamental: permitir que las personas sordas o con discapacidad auditiva dispongan de acceso a los contenidos audiovisuales.

El Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA) es un centro dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad y está gestionado por la Universidad Carlos III de Madrid. El CESyA ofrece tanto asesoramiento y formación como la prestación de servicios y desarrollo de herramientas para potenciar el subtitulado y la audiodescripción como un elemento imprescindible, que asegure la accesibilidad de las personas sordas o con discapacidad auditiva a cualquier material audiovisual.

A través de un comité conformado por el propio centro, por entidades en favor de la discapacidad y por medios de comunicación, se establece la norma general del subtitulado. Adaptada a los cambios tecnológicos y a las demandas o necesidades que surgen con el paso del tiempo, esta norma sirve como referente de calidad para la incorporación de subtítulos en todo tipo de contenidos audiovisuales, asegurando de este modo una accesibilidad plena.

Claves del subtitulado


Los subtítulos no suponen una mera transcripción o traducción de los diálogos que puedan aparecer en una obra audiovisual. Un subtitulado de calidad es aquel que se ciñe a las pautas establecidas por dicha norma y que abarca diferentes aspectos, como pueden ser el visual o el temporal.

Los subtítulos no suponen una mera transcripción o traducción de los diálogos que puedan aparecer en una obra audiovisual. #subtítulos Click Para Twittear

A grandes rasgos, los subtítulos deben aparecer en aquellos espacios del encuadre que permitan la visualización de la escena y que al mismo tiempo no cubran información relevante, como rótulos o moscas. La posición recomendada los sitúa centrados en la parte inferior con una tipografía y tamaño de letra claramente legibles.

El subtitulado debe reflejar todos los elementos de audio, por lo que también ha de recoger los efectos sonoros o la música de una escena, que se suele mostrar entre paréntesis en la esquina superior derecha. La información contextual, como podría ser el tono de ironía empleado por los personajes, también se incluye entre paréntesis, pero en este caso se posiciona junto a las líneas del subtítulo que recogen esa parte del diálogo.

El subtitulado debe reflejar todos los elementos de audio, por lo que también ha de recoger los efectos sonoros o la música de una escena. #subtítulos Click Para Twittear

La sincronía, el tiempo de exposición, los caracteres de cada línea —tan solo dos en pantalla al mismo tiempo—, son también aspectos a tener en cuenta, al igual que la literalidad o el color que se asigna para identificar a los personajes. En este sentido, el orden más recomendado de mayor a menor importancia de los personajes es el siguiente: amarillo para el primer personaje, verde para el segundo, cian para el tercero, magenta para el cuarto y blanco para aquellos otros personajes secundarios y también para los efectos sonoros.

Las investigaciones realizadas han demostrado que la aplicación de estas prácticas facilita notablemente la compresión de los contenidos audiovisuales por parte de las personas sordas o con discapacidad auditiva, por lo que es de suma importancia que se cumplan.

Crear y editar subtítulos


El avance de las nuevas tecnologías, ligado al uso diario de los dispositivos electrónicos, ha hecho que los contenidos audiovisuales traspasen la frontera del entretenimiento, el ocio cultural o la información de los medios, alcanzando en la actualidad otros ámbitos como el educativo o el laboral. Garantizar el subtitulado en aquellos contenidos destinados a las aulas o a diferentes sectores profesionales garantiza a su vez el acceso de las personas sordas o con discapacidad auditiva a la educación y al empleo de vanguardia, por lo que cada vez son más los profesionales que deciden hacer accesibles sus formaciones, ya sea mediante el proyector de un aula o través de tutoriales en la red.

Para todos ellos el CESyA ha desarrollado el software AEGISUB, una herramienta gratuita de código abierto destinada a la creación y edición de subtítulos. Con una interfaz similar a la de un editor audiovisual, AEGISUB permite la reproducción de vídeo al tiempo que ofrece la línea temporal de audio y un espacio para la introducción sistemática de subtítulos, los cuales pueden ser editados de múltiples formas mediante diversas herramientas de trabajo.

Poniendo así la tecnología al servicio de la accesibilidad y manteniendo un compromiso social constante es como el CESyA crea conciencia para fomentar el subtitulado y establecerlo como elemento fundamental en la inclusión de las personas sordas o con discapacidad auditiva.

Comunicación CESyA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This