El año que viene podrían ponerse en funcionamiento los autobuses inteligentes, autónomos, que hablan Lengua de Signos, llamados “Olli”. La idea de fabricar estos autobuses accesibles fue de la empresa IBM, una empresa dedicada a la accesibilidad de trenes y autobuses.

En esta misma empresa trabaja Erich Manser, un hombre que hace 15 años tuvo que dejar de conducir debido a una enfermedad ocular. Él siempre acude a su trabajo haciendo uso del transporte público, por ello, su empresa, viendo los muchos obstáculos con los que se encuentra para saber dónde hay asientos libres en los autobuses o trenes, ha decidido crear estos autobuses inteligentes, que, además, tendrán sensores táctiles para avisar de las zonas libres y también, estos autobuses emitirán sonidos para avisar a los pasajeros si olvidan alguna de sus pertenencias.

Estos autobuses serán utilizados en ciudades, aeropuertos, empresas y universidades y tendrán un coste de casi 250.000€. La comunicación en Lengua de Signos se realizará a través de la pantalla de una tablet, que reconocerá el movimiento de las manos, ya que tendrá instalado la visión y el aprendizaje automático.

Por último, para los pasajeros con movilidad reducida, los autobuses serán capaces de detectar si en las paradas hay personas con andadores o sillas de ruedas y automáticamente se activaría una rampa para ayudarles a subir y dentro, habría una opción para inmovilizar la silla de ruedas para evitar accidentes.

Todos estos avances tecnológicos suponen una importante mejora ante las barreras que día a día se encuentran las personas con algún tipo de diversidad funcional, ya sea en hoteles, aeropuertos, servicios públicos, privados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This