Como sabéis, la sordera y la ceguera son bastante comunes en nuestra sociedad. Aproximadamente, la mitad de los casos, sobre todo de retinosis pigmentaria, se producen por causas genéticas, pero los diagnósticos no siempre son precisos, solamente en el 15-20% de las pruebas.

Por ello, actualmente la empresa asturiana Dreamgenics y el Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias (IMOMA) han creado tests genéticos que permiten detectar cuándo la ceguera o la sordera son hereditarias, con una precisión en un 50% de los casos. Es decir, el 50% de las personas que se sometan a estos tests genéticos podrán conocer por qué tienen pérdida auditiva o visual y conocer su evolución.

Estos tests siguen el siguiente proceso: el IMOMA recoge la sangre o la saliva del paciente para obtener información de su ADN. Posteriormente, se la envía a la empresa Dreamgenics que, gracias a la tecnología analiza información con más detalle para presentar el diagnóstico.

De momento, estos tests genéticos solo se realizan en la medicina privada, pero se espera que en un futuro pueda incluirse en el sistema de salud público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Video Lightbox Plugin

Pin It on Pinterest

Share This