Expertos y profesionales del sector de los cruceros coinciden en la necesidad de ofrecer a las personas con discapacidad la misma experiencia de usuario que a los demás cruceristas, tanto dentro del barco como en destino. Con motivo del I Congreso TUR4All, celebrado en València, navieras, destinos y representantes de las personas con discapacidad, repasaron los pasos dados en esta dirección y el trabajo por hacer, tanto por las compañías navieras como por las ciudades de destino, para conseguir que la inclusión sea una realidad.

Más de 1.700.000 personas con discapacidad en España y 90 millones en Europa, sin contar a sus familias y amigos, eligen sus destinos vacacionales teniendo en cuenta la accesibilidad tanto de los barcos como de los puertos y ciudades. Al llegar a los diferentes destinos la falta de accesibilidad de las ciudades impide a los cruceristas con discapacidad disfrutar de toda la experiencia. Muchos destinos no están suficientemente preparados para recibirles. Hay poco conocimiento, escasa formación y todavía muchas barreras como estas por derribar. Recientemente el I Congreso Internacional TUR4All de Destinos Accesibles en Cruceros reunió a expertos en accesibilidad para debatir sobre el turismo de cruceros inclusivo. Resumimos algunas de las ideas clave del encuentro.

Más de 1.700.000 personas con discapacidad en España y 90 millones en Europa, sin contar a sus familias y amigos, eligen sus destinos vacacionales teniendo en cuenta la accesibilidad. Clic para tuitear

“Si queremos ser líderes en turismo es necesario ser líderes en accesibilidad.”

España es uno de los países que más turismo extranjero recibe del mundo. 82’2 millones de viajeros visitaron España en 2018. 10.1 millones de los cuales lo hicieron vía crucero según datos de Puertos del Estado. El buen clima, la costa, la gastronomía o la cultura son algunos de los factores que atraen a los turistas hacia nuestro país, pero también, y cada vez más, entran en juego otros como la accesibilidad, asignatura pendiente de muchas ciudades Españolas.

A finales de Noviembre de 2019 se celebró en Valencia el I Congreso Internacional TUR4all de Destinos Accesibles de Cruceros organizado por PREDIF, en él profesionales y expertos abordaron diferentes cuestiones en referencia al turismo de cruceros inclusivo, el próximo reto del sector turístico. Los participantes del congreso destacaron en sus conclusiones finales (léelas aquí) que para mejorar la accesibilidad navieras y destinos deben trabajar en equipo con el asesoramiento de especialistas para ofrecer servicios y experiencias de calidad acordes a las expectativas de los clientes. “Si queremos ser líderes en turismo es necesario ser líderes en accesibilidad”, afirman.

El compromiso de cruceros y destinos con la igualdad de oportunidades, imprescindible

Mejorar la accesibilidad es todo un desafío que comprende la consecución de objetivos en diferentes escenarios. Derribar las barreras físicas es imprescindible, pero también lo es mejorar la seguridad, formar a los profesionales para que sepan cómo atender a sus necesidades, adaptar los servicios y experiencias. “No estamos educados para ser inclusivos y atender a la singularidad de las personas”, explican desde el Congreso TUR4All.

En el caso de los cruceros hay que tener muy en cuenta que la persona con discapacidad es un crucerista más. Por tanto, no solo es necesario adaptar los camarotes para facilitar la accesibilidad universal, sino también todos aquellos espacios de los que dispone el barco y todas aquellas actividades y experiencias que ofrece, tanto dentro como en las ciudades destino. “Las compañías navieras, desde hace ya décadas, están trabajando seriamente la accesibilidad y el turismo inclusivo en todos los barcos”, añaden.

Las personas con discapacidad son también cruceristas. Hay que adaptar habitaciones, instalaciones, incluso las actividades. Clic para tuitear

De hecho, la mayoría de los cruceros con itinerarios en España ofrecen soluciones diferentes de accesibilidad a los pasajeros. MSC, por ejemplo, da la opción de solicitar un camarote accesible, más grande y con adaptaciones específicas y la posibilidad de adquirir un kit de telecomunicaciones para facilitar la accesibilidad auditiva, entre otras cosas. Costa Cruceros tiene a disposición de los solicitantes dispositivos Silent Call y permite la embarcación de perros guía bajo petición. Sin embargo, en muchos de ellos recomiendan o obligan a las personas sordas a llevar acompañante, por motivos de seguridad, y otros advierten que sus alarmas de emergencia no son accesibles. Soluciones como Visualfy Places, el algoritmo de reconocimiento de sonidos de Visualfy, puede traducir las alertas de emergencia en alertas visuales, de manera muy sencilla para las navieras y puertos, y cómoda para el usuario, que recibiría la alerta en cualquier dispositivo conectado.

A la hora de desembarcar en las diferentes ciudades del itinerario es cuando más barreras aparecen. Muchos cruceristas se quedan en el barco porque la falta de adaptaciones y de información sobre ellas les impiden recorrer la ciudad como lo haría cualquier otro pasajero. “Es muy importante que todos los destinos generen información real, veraz, contrastada y amplia de cada uno de sus recursos, y que toda esta se pueda gestionar de una manera correcta a nivel internacional para que cualquier viajero con discapacidad tenga acceso a ella y pueda planificar su viaje”, sostienen.

Muchos cruceristas se quedan en el barco porque la falta de adaptaciones y de información sobre ellas les impiden recorrer la ciudad como lo haría cualquier otro pasajero. Clic para tuitear

Recordemos que la accesibilidad también debe extenderse a las excursiones y las visitas guiadas. Algunos guías se quejan de no recibir información con suficiente anticipación sobre las necesidades particulares de los pasajeros con discapacidad. Ello repercute directamente en el servicio que ofrecen. Comunicarlo con antelación y formar a los encargados se facilitaría la adaptación de las visitas. Desde el congreso apuntan que “uno de los grandes retos a abordar de manera urgente es la formación profesional en accesibilidad de todo el personal que atiende a las personas con alguna discapacidad”.

Si ponemos el foco en el destino, vemos que el campo de actuación es mucho más amplio, y comprende muchas más cosas. Por un lado es importante facilitar la accesibilidad urbana y ello implica mejorar el acceso al transporte. Permitir que cualquier persona se mueva sin problemas por la ciudad es clave. Por otro, también es imprescindible eliminar las barreras de accesibilidad y comunicación en comercios, restaurantes, museos y lugares de interés cultural. Desde el congreso recomiendan “contar con partners en los destinos que estén formados, especializados y concienciados con la accesibilidad y el turismo para todos. Es la única forma de ofrecer un servicio que satisfaga las expectativas y necesidades del crucerista.”

Algunos guías se quejan de no recibir información con suficiente anticipación sobre las necesidades particulares de los pasajeros con discapacidad. Clic para tuitear

En conclusión, las personas con discapacidad, como cualquier otro turista, deberían poder disfrutar de las mismas experiencias que el resto y en igualdad de condiciones. La accesibilidad y la inclusión son derechos contemplados por ley y todos debemos poner de nuestra parte para que se cumplan. “Aún estamos muy lejos de la realidad del día a día de las personas que más nos necesitan ¿cómo lo resolvemos? Con un compromiso real trabajando todos juntos y con una estrategia coherente a medio y largo plazo que diseñemos entorno a una mesa de trabajo con todo el sector. ¿Seremos capaces de hacerlo en España?”, concluyen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This