¿Cómo es el día a día de una persona con pérdida auditiva? Despertarse, ir a clase o al trabajo, y los momentos de ocio, son situaciones donde la audición juega un papel vital. Pero la tecnología y las ayudas técnicas han logrado que una persona con discapacidad auditiva pueda realizar cualquier actividad derribando las barreras con las que se encuentra en su día a día. Los dispositivos para personas sordas, no sólo para poder mejorar la audición sino para las tareas cotidianas, han logrado que esto sea posible.

Moisés tiene 32 años. Es economista, trabaja en una gestoría y vive solo en un piso de alquiler, cerca del barrio en el que creció y donde siguen viviendo sus padres. Además, tiene una pérdida auditiva severo-profunda en ambos oídos, y es usuario de implante coclear bilateral.

Queremos conocer cómo es su día a día, su rutina diaria. Y cómo la compagina con ser usuario de implantes cocleares y de otros dispositivos para personas sordas.

Comienza el día

“Mi día comienza como el de cualquier otra persona; me cuesta despertarme y me quedaría un rato más durmiendo. No llevo los implantes para dormir, porque están en el proceso de carga de baterías y deshumidificación, así que tuve que buscar alternativas al despertador de sonido o zumbidos . Gracias a mi teléfono móvil he encontrado APP´s despertador que utilizan la luz de la pantalla y patrones de vibración. En concreto, la App Visualfy Mobile es muy sencilla, gratuita y cómoda de utilizar. Le configuro el patrón de vibración y destellos que deseo para que me despierte por las mañanas”.

En el trabajo

“Gran parte de mi trabajo en la gestoría es con el ordenador. Redacto contratos o informes de los clientes para pasarlos a otros departamentos. Para las reuniones en grupo, utilizo una emisora por bluetooth que dejo en el centro de la mesa para poder escuchar a todos de la mejor manera posible. Había muchas alternativas de tecnología inalámbrica, y me decanté por esa, que es del mismo fabricante de mis implantes. Y si tenemos una sesión de formación, entrego la emisora a la persona que habla para poder escucharlo nítidamente.

Hay días en los que hablar por teléfono me resulta cansado. Trato de hacerlo en un despacho donde esté a solas, y con mis implantes puedo escuchar bien a la otra persona. Si no tengo posibilidad de quedarme solo, o la conversación parece que vaya a ser muy larga, utilizo el servicio de SVisual, ya que también soy signante y es un servicio gratuito”.

Deporte

“Si puedo, a mediodía voy al gimnasio. Me gusta entrenar con mi música, ya que la que hay de ambiente en allí o no me gusta, o no alcanzo a escucharla bien. Conecto mi móvil a la emisora, y dejo ambos en la taquilla, ya que su alcance me permite moverme por todo el gimnasio y seguir escuchándola. Puedo regular el balance entre sonido ambiente y la música que suena en el móvil. Apenas oigo el ambiente, lo que quiero es mi música a toda caña.

Para ducharme, evidentemente, me quito los implantes. Pero me gusta esa sensación de paz después de haber hecho deporte. Los habituales del gimnasio ya saben que en esos momentos no escucho… pero también saben que puedo leerles los labios. Si quieren decirme algo, sólo tienen que mirarme a la cara y vocalizar un poquito mejor”.

Ocio

“Cuando salgo con los amigos, si es necesario también dejo mi emisora en el centro de la mesa. El cine lo prefiero con subtítulos, así estoy seguro de que no me voy a perder nada. Echo en falta en el teatro, o en los espectáculos de improvisación, alguna iniciativa que permita subtitular lo que dicen los actores. Sé que hay proyectos muy avanzados de tecnología de subtitulación en tiempo real. Espero que lleguen muy pronto al público.

Pero lo que más utilizo es el Whatsapp, es maravilloso. Incluso estando junto a amigos en algún sitio ruidoso y con poca luz, ellos hablan a su teléfono y yo lo recibo en el mío en forma de texto. El reconocimiento de voz espero que avance muchísimo en los próximos años. Nos beneficiaremos todos”.

Vuelta a casa

“Yo vivo solo, y cuando vuelvo a casa, después de todo el día hay veces que necesito descansar un rato de los implantes. Para eso tengo VISUALFY HOME, que me avisa con destellos de luz si están llamando al timbre o si está sonando el teléfono.

Si lo que quiero es ver un película o una serie, hay veces que me pongo unos cascos auriculares sobre el implante para poder escucharla, o doy a la opción de Netflix de los subtítulos en castellano. Aunque el idioma sea en castellano, claro. Es una forma de apoyarme si no escucho bien alguna conversación”.

Y ese es el día a día de Moisés, una persona sorda que, gracias a la tecnología consigue lo que se propone y hace lo que desea en cada momento. ¿Qué dispositivos para personas sordas utilizas tú en el día a día? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This