Drisana, una chica australiana, fue la primera persona sorda usuaria de Auslan (Lengua de signos australiana) en cumplir con su deber como miembro de un jurado, y continuamente habla de la sordera desde un punto de vista positivo.

Se siente orgullosa de ser sorda y defiende el concepto de “ganancia de sordera” y no “pérdida auditiva”. Así inspira a la Comunidad Sorda y anima a la sociedad a aceptar de la diversidad.

En el año 2015, Drisana fue galardonada con el premio Joven Australiana del año con el que se le reconocía su pasión y dedicación en la defensa de los derechos humanos de las personas sordas, la sensibilización sobre Auslan, y los derechos de los niños sordos en Australia para aprender Auslan desde el nacimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This