Cuando un niño con pérdida auditiva ya tiene sus audífonos o implantes, lo primero que desea la familia es que “hable”. El logopeda debe asesorar a los padres que éste es sólo el primer paso de un largo, pero emocionante, camino.

El equipo de redacción de Visualfy nos hemos desplazado hasta Málaga, al Centro Auditivo y Logopédico OirT, para conocer a Eliana Fredes, logopeda especialista en re-habilitación de niños con pérdida auditiva, usuarios de audífonos o implante coclear. Eliana es Graduada en Logopedia, Licenciada en Pedagogía por la Universidad de Málaga, Máster en Intervención y Asesoramiento en Atención Temprana y CEO del Blog Oír Pensar Hablar.

A la consulta de Eliana llegan desde niños muy pequeños recién diagnosticados con sordera junto a sus familias, a otros que, habiendo recibido ya sus ayudas técnicas, quieren trabajar en su re-habilitación del lenguaje para sacarles el máximo partido.

P: Eliana, ¿en qué estado anímico llegan las familias a tu consulta?

R: Evidentemente hay de todo, pero lo más habitual son padres oyentes que han recibido un duro golpe con el diagnóstico de sus hijos. Las ideas preconcebidas y el desconocimiento sobre la sordera enfrentan a los padres a grandes desafíos. Con los profesionales especializados, los padres tienen que comprender que son la pieza clave de este proceso.

Eliana Fredes, logopeda de niños sordosP: Entiendo, pues, que tu trabajo es paralelo y de coordinación con la familia y el audioprotesista que haya adaptado las ayudas técnicas auditivas.

R: Es vital esa coordinación, trabajamos codo a codo con los audioprotesistas del Centro. Con la adecuada adaptación y ajuste de los audífonos pediátricos y/o implantes cocleares, se debe garantizar y permitir la mejor audibilidad de los sonidos acústicos del habla: inteligibilidad del lenguaje. Por lo que los niños con pérdida auditiva con las adecuadas prótesis auditivas pueden oír y acceder a todos los sonidos del habla y, por lo tanto, desarrollar las funciones cerebrales auditivas superiores que le permitirán el desarrollo de las competencias y habilidades lingüísticas.

P: ¿Qué perspectivas tienen las familias cuando empiezan a trabajar contigo?

R: Cuando el niño con pérdida auditiva ya tiene sus prótesis auditivas, la familia lo primero que quiere es que “hable”. La labor del logopeda en el asesoramiento es importante ya que se debe explicar a los padres que en este primer paso tan grande que se ha realizado (la adaptación protésica) empieza el camino de aprender a escuchar y a hablar con competencia conversacional (en este punto, os recomendamos volver a leer nuestro post “El proceso de aprender a escuchar”). Con una estimulación auditiva a través de sus prótesis, siendo su edad auditiva de 0 meses. ¿Cuánto tiempo tardará en decir sus primeras palabras?

P: Y todo en este proceso, que ya has comentado que requiere del tiempo necesario, ¿cómo va aprendiendo el niño la utilidad del lenguaje como herramienta de comunicación?

R: Primero, el bebé o niño debe atender a los estímulos sonoros, principalmente el habla e ir detectando, identificando y, finalmente, comprendiendo auditivamente lo que sucede a su alrededor.

Con el asesoramiento adecuado (logopeda especializado y actualizado en pérdida auditiva), los padres, como modelos primarios de comunicación, potenciarán en los niños sus habilidades auditivas, y harán hincapié en el aprendizaje del lenguaje a través de interacciones con un gran significado y carga emocional, posibilitando que el niño con pérdida auditiva comprenda y piense (oír, pensar, hablar) en un ambiente acústico óptimo. De esta manera, el hablar, es consecuencia de lo anterior. Cuando los padres saben el por qué, para qué y cómo, se les posibilita generalizar esos conocimientos en las actividades cotidianas con el niño y en donde escuchar se convierte en un modo de vida.

De esta manera, el aprender a oír, pensar y hablar se va desarrollando de forma integral.

Los padres son la pieza clave en la adquisición del lenguaje de un niño sordo. Los profesionales les asesoramos y acompañamos en ese largo, pero emocionante, camino. Click Para Twittear

P: ¿Qué sucede en los casos de niños sordos que nacen en el seno de una familia de padres sordos usuarios de Lengua de Signos?

Son siempre los padres quienes toman las decisiones que creen adecuadas para sus hijos, por supuesto. A todas las familias de niños con pérdida auditiva se le informa de las opciones, y ellos eligen cuál será la mejor para su hijo. Es importante remarcar que los padres toman una decisión desde la completa información.

La lengua materna, en este caso, será la L.S.E. y a partir de ella es desde donde partiremos para la enseñanza del lenguaje oral, si así lo decide la familia. Las familias participan de las sesiones para poder generalizar lo que va aprendido su hijo en su vida cotidiana. Si la familia lo decide, los niños pueden ser perfectamente bilingües en lenguaje oral y LSE.

P: ¿Trabajas con personas adultas que tienen pérdida auditiva progresiva?

Con respecto a las personas adultas, sabemos que la edad va deteriorando la audición, y una parte de la población adulta necesita de prótesis auditivas. Realizamos rehabilitación auditiva como apoyo al audioprotesista en el período de adaptación de los audífonos o implantes. Con el trabajo en equipo, nos enriquecemos pudiendo tener y dar más información sobre la necesidad de mejora en algunas frecuencias que puedo ir detectando en el trabajo de percepción de consonantes, palabras o frases, además de darle estrategias de mejora de la audibilidad en entornos ruidosos. Hemos visto que de esta manera, el paciente sale más seguro y con más herramientas para redescubrir el mundo sonoro que se estaba perdiendo hasta ese momento.

Familia trabajando en la rehabilitación del lenguaje de su hija sordaP: ¿Podrías, como conclusión, hacernos un resumen de los pasos importantes en el proceso de rehabilitación del lenguaje?

R: La detección y diagnóstico precoz, la correcta adaptación de las prótesis auditivas (OÍR), el tratamiento logopédico adecuado y la familia (PENSAR, HABLAR) como protagonista durante este proceso, permitirán que el niño con pérdida auditiva tenga un buen pronóstico. Empoderar a las familias de niños con pérdida auditiva es fundamental, permitiendo que las mismas actúen eficazmente en los diversos ámbitos sociales, reduciendo los riesgos que les afectan.

P: Por último, Eliana, dinos cómo pueden localizarte las familias que deseen conocerte y contactar contigo.

El Centro Auditivo OírT que está en Málaga, en Alameda Principal, 44 Pueden ponerse en contacto con nosotros en el 952 12 39 67, o a través de mi correo electrónico efredes@oirt.es. También en el Blog Oír Pensar Hablar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This