Hace tiempo que diferentes partidos políticos, investigadores e institutos de análisis económico piensan acerca del modelo de Renta Básica Universal como solución a las consecuencias que tendrá la incorporación de robots al mundo laboral.

En España, el Instituto de Estudios Fiscales del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha realizado un estudio ideado por la Universidad de Valencia para crear un modelo de Renta Básica Singular.

Este modelo pretende eliminar las ayudas sociales y con el dinero ahorrado, casi 20.000 millones de euros, crear por una renta que cubra las necesidades básicas de la población. Esta Renta Básica ofrecería una paga a todos los ciudadanos de 10.310€ al año, pero quienes estuvieran trabajando con ingresos de más de esa cantidad se reduciría en 50%.

Además, los menores de cualquier edad sin ningún tipo de renta cobrarían una paga de 1.547€ al año para ayudar con los gastos familiares. Con esta Renta Básica Singular pretenderán reducir la desigualdad y la pobreza.


Detenido por secuestro de datos informáticos

Un niño de 14 de años ha sido detenido en Japón por crear un programa de secuestro de datos, llamado ransomware, muy parecido al ciberataque mundial de hace unas semanas.

El niño creó el programa, lo subió a la web y enseñó a otros usuarios para que lo descargaran y lo usaran. Más de 100 personas lo descargaron y con ello podían infectar cualquier ordenador y pedir un rescate a cambio, pero, de momento, no se conocen pérdidas económicas.

El niño confesó a los investigadores que su único objetivo era hacerse famoso.


Obligada a devolver el Gordo de Navidad

La semana pasada se realizó un juicio contra una mujer de Lugo (Galicia), donde se le acusaba de haber cobrado 320.580€ del Gordo de Navidad de un décimo que se había encontrado. El juez comprobó que la real dueña del décimo había comprado siete iguales con el mismo número para repartirlos a sus amigos y familiares y al que perdió le había escrito el nombre de su amiga Inés. La mujer de Lugo, al encontrarlo, lo intentó borrar y así fue como el juez pudo saber que no fue comprado por ella.

Por eso, ahora está obligada a devolver todo el dinero que cobró.

Como veis, gracias a que puso el nombre en el décimo pudo demostrar que era suyo, pero también hubiera valido con el número de DNI, una fotocopia, una foto, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Video Lightbox Plugin